Nunca digas estas 3 cosas cuando vendes

Desde el “Hola, buenos días” hasta el “Encantado de colaborar contigo” hay un proceso que nos llevará a vender nuestro producto-servicio al cliente o que nos llevará a que el cliente nos venda que no compra.

Durante este proceso, es muy importante lo que decimos y lo que no decimos… Aquí tienes 3 expresiones que pueden ser fatales:

Puedes confiar en mí

La confianza no la ganarás por pedirla, la confianza la ganarás durante el proceso de venta escuchando a tu cliente, cuando cumples tus compromisos (Mandas la información prometida, haces la llamada cuando dijiste, llegas puntual…). La confianza requiere tiempo conseguirla (dependiendo del estilo de tu cliente y de tus habilidades personales) pero sólo te llevará un segundo perderla.

Formas diferentes de decir “Puedes confiar en mí” son: honestamente, sinceramente, para ser sincero, de verdad…

Además, estas expresiones se vuelven en contra. No sólo no generan confianza sino que generan desconfianza.

Nadie te comprará si no confía en ti. Tu objetivo durante el proceso de venta es llevar al cliente a: Que te Conozca, Que le Gustes, Que confíe en ti.

Obviamente

Lo que es obvio para ti no tiene por qué ser obvio para tu cliente. Y puede llevar la conversación a cualquiera de las 2 siguientes situaciones que queremos evitar a toda costa:
– El cliente no sabe de qué estás hablando y eso lo hace sentirse mal, ignorante, que no sabe suficiente.
– El cliente tiene una opinión “obvia” diferente a la tuya y eso hará que tengáis una discusión sobre las obviedades del tema.
Artículo relacionado: Nunca discutas con un cliente.

Jerga Técnica

Especialmente en el mundo de la tecnología, pero también en la cosmética, el mundo socio-sanitario.

Ejemplo: En esta residencia geriátrica utilizamos la ACP para ofrecer un mejor servicio a nuestros usuarios.

Ejemplo: Este producto utiliza carotenoides y no utiliza parabenos.

¿Hace falta que ponga algún ejemplo cuando hablamos con un informático? 

Tu objetivo durante el proceso de venta es hablar el mismo lenguaje que el cliente, empatizar con él, ir a su mundo, escucharlo para conocerlo mejor. No darle una clase de tecnología, química o cualquiera sea tu sector.

BannerE3EPost

Escribe en los comentarios: ¿Qué expresiones o palabras no utilizarías tú?

 

Quim Chalé

Vive con Energía, Ama con Pasión y Toma Acción Ahora

 

Si te ha gustado, comparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

¡¡ Haz tu Comentario !! ¿Qué opinas del artículo?
¿De qué te gustaría que hablase?